chosen c
Sabrina Bland

Ves lo que Veo?

Marcos 10: 46-52 cuenta la historia de Bartimeo, el ciego que le pidió a Jesús que lo curara cuando salía de Jericó. Recientemente volví a leer esto, y me sorprendió pensar realmente en cómo ser ciego presenta tantas luchas.

Tengo una querida amiga, Sue, doctora y maestra de personas con discapacidad visual, que simplemente dice: “Todo se trata del acceso. Las personas ciegas necesitan que alguien las acompañe para hacer lo que las personas videntes nunca piensan. Justo este año, una nadadora olímpica ciega y sorda no pudo competir porque se le negó el acceso a la ayuda de una persona vidente. Sin acceso, los discapacitados visuales viven una vida limitada”.

Increíble de creer no?. Una vida limitada. Me parece abrumador.

No puedes ir a la tienda.

No puedes cocinar para tu familia.

Ya no puedes cuidar a tus seres queridos como antes.

Te sientes inútil en tu hogar.

No puedes ir a trabajar a tu trabajo normal.

Estás confinado en tu casa.

No puedes ayudar en la economía de tu familia.

Pierdes el propósito.

No puedes escoger los frijoles, conseguir los huevos, barrer el piso, subir a un autobús para vender la fruta de tu árbol, participar en eventos escolares, cargar al nieto o preparar una taza de café para un ser querido. 

Como artista visual, fotógrafa y pintora, me parte el corazón cada vez que veo a una persona mayor sentada, excluida de ser parte del ritmo diario de su familia. Sentir que tienen más para dar, pero no pueden.

Bartimeo pidió misericordia. La misericordia es un simple acto de compasión. Compartir el sufrimiento de alguien si tienes el poder de ayudar. Bendecir al otro sin pensar en la recompensa. Jesús lo sanó porque ÉL quiere que seamos parte de SUS planes. Ser útil. Para ayudarnos y servirnos unos a otros y simplemente disfrutar del acto diario de vivir y amar a los demás. Para vivir plenamente. Jesús quería que Bartimeo no solo viera sino que viviera.

Un grupo de médicos decidió que su propósito era hacer exactamente lo mismo aquí en Nicaragua. Para tener misericordia y bendecir. Nos unimos, y Amigos for Christ y Chosen Eye Mission han construido un centro oftálmico quirúrgico de última generación.

Aquí. En Chinandega. Un lugar que no tiene acceso. Dos valientes médicos pronto se mudarán a Chinandega con sus mellizos de 1 año para vivir y trabajar junto a los nicaragüenses. Comenzarán con cirugías de cataratas y avanzarán hacia reparaciones de retina. La clínica oftalmológica será el único lugar en la región que esté capacitado para realizar estas operaciones. Gratis. Para cualquiera.

Los ciegos algún día verán.

Me asombra la forma en que Dios siembra el deseo de encontrar nuestro propósito y vivir plenamente en nuestros corazones. Si pudiéramos apartarnos del espejo interior y mirar hacia afuera. Si tan solo pudiéramos mirar la realidad y la capacidad de nuestras propias manos. ¿Qué pueden hacer estos hoy, aquí, ahora, para bendecir a alguien?

Para mí, es una comida cocinada para los que amo. Para estos valientes y generosos cirujanos, es un compromiso aportar su habilidad para recuperar la vista. Para Amigos for Christ, siempre ha sido y será servir para hacer a Cristo más visible.

Visible. Visto. Conocido.

Con esta asociación, tenemos la bendición de que ahora podemos hacer esto aún más.

Aprende sobre la Clínica Chosen

COMPARTE ESTA HISTORIA

Historias Relacionadas

Luis Esquivel

Construyendo el Carácter

Francisco Jesús Flores Barba, pelotero insignia y miembro fundador de la Academia Integral de Beisbol AFC. Francisco es una estrella del béisbol y fue uno

Read More »
Sabrina Bland

¡Buenas! ¡Adelante!

“¡Buenas! ¿Permiso?” “¡Buenas! ¡Adelante!” Estas son las 2 frases que siempre se pronuncian cuando visitamos una casa en la comunidad. “¡Buenas! ¿Permiso?”  Y entonces la

Read More »

Ves lo que Veo?