DSC_0177
Nidia Bland de Moreno

¿Quién Quiero Ser Cuando Sea Mayor ?

Todos los días, cuando el sol apenas comienza a salir sobre el volcán San Cristóbal, haciendo brillar sus tonos rosados en todos y cada uno de los rincones y grietas de los edificios, casi 200 estudiantes entran corriendo por las grandes puertas negras de la Academia Amigos for Christ. Como una adulta me siento bendecida de formar parte  del personal de la Academia y casi a diario reflexiono sobre cómo y por qué a los niños les encanta correr a cada lugar al que van.

La emoción de ir de un lugar a otro supera la sensata noción de que los adultos tenemos que “caminar con precaución” o “parar y pensar antes de seguir adelante”. Los niños no sienten esta misma necesidad. Más bien, sienten la necesidad de llegar a su destino de la manera más alegre posible … corriendo.

El 9 de mayo fue similar a cualquier otro día. Los estudiantes llegaron a la escuela con el mismo abandono imprudente y entusiasmo, como si estuvieran entrando en un parque temático. Sin embargo, ese día fue un poco diferente. En lugar de sus habituales uniformes prolijos, azul marino con camisas blancas perfectamente planchadas, adornadas con moños y corbatas; una multitud risueña llena de policías, médicos, ingenieros y pasteleros corrió de la mano hacia la cafetería de la escuela para desayunar.

 

El 9 de mayo fue el día del trabajador, y nuestra emoción habitual en Disneylandia aumentó aproximadamente 100 puntos. El día escolar prosiguió con clases de matemáticas, inglés y computación en salones llenos de las versiones en miniatura más adorables de cada tipo de profesional diferente que se pueda imaginar. Incluso teníamos a nuestro propio paleontólogo, con su dinosaurio de plástico de tamaño natural, que lo llevaban desde las aulas hasta el recreo y por los pasillos.

El día culminó con el evento tan esperado, donde profesionales de todo Chinandega y las comunidades circundantes vinieron a compartir presentaciones de lo que significa estar en sus zapatos, al tiempo que inspiran a los estudiantes sobre lo que deben hacer para llegar allí.

Durante toda la tarde, los estudiantes estaban radiantes de orgullo, mientras lucían sus disfraces realistas, junto con la versión de la vida real, y respondían la pregunta favorita del día, “¿qué quieres ser cuando seas grande?” Pero lo curioso es que cuando traduces la pregunta al español, a los estudiantes no se les preguntó qué querían ser, sino quiénes querían ser … “¿Quién quieres ser cuando seas grande?” Oramos por el éxito académico y profesional de nuestros estudiantes, pero al final del día, realmente no nos importa cuántos de nuestros estudiantes se convierten en enfermeras, ejecutivos de negocios o bomberos.

Nos preocupamos más por quiénes les estamos enseñando a ser estos hermosos niños. En cada fibra de mi ser, sé que Dios ha colocado la Academia y cada individuo dentro de ella aquí con un propósito único y especial. Para guiar e inspirar a estos niños a convertirse en la mejor versión de la persona para la que Dios los creó. Soñar más allá de toda medida humana. Luchar por una excelencia que no sabían que tenían dentro de sí. Y conocer en el fondo de su corazón su valor e importancia, a través de los ojos del Señor. Esta es la identidad que define quiénes son realmente.
El Día de la Carrera, me di cuenta de lo verdaderamente importante que es correr. Todos los días, mientras nuestros estudiantes atraviesan esas puertas negras, corren hacia algo que ninguno de nosotros puede ver o tocar. Están corriendo hacia su futuro y hacia sus sueños. Corren hacia quienes quieren ser. Oro para que Dios me dé la misma sabiduría y alegría que poseen estos niños para despertar cada día y hacer exactamente lo mismo: correr.

COMPARTE ESTA HISTORIA

Historias Relacionadas

Luis Esquivel

Construyendo el Carácter

Francisco Jesús Flores Barba, pelotero insignia y miembro fundador de la Academia Integral de Beisbol AFC. Francisco es una estrella del béisbol y fue uno

Read More »
Sabrina Bland

¡Buenas! ¡Adelante!

“¡Buenas! ¿Permiso?” “¡Buenas! ¡Adelante!” Estas son las 2 frases que siempre se pronuncian cuando visitamos una casa en la comunidad. “¡Buenas! ¿Permiso?”  Y entonces la

Read More »

¿Quién Quiero Ser Cuando Sea Mayor ?