Fmily in la Danta manzanillo 894
Ivette Rivera

La Herencia de Mis Hijos

Con una sonrisa satisfecha, Verónica les dice a sus hijos: “De ahora en adelante, no sufrirán. Esto es todo para ustedes. Nuestro esfuerzo y dedicación hicieron realidad nuestros sueños. Esta es tu herencia.”
Conocí a Verónica Nuñez y su familia cuando comenzó la construcción de su nuevo sistema de agua en la comunidad de Manzanillo. Veronica ha vivido en la comunidad rural desde que tenía 8 años. Ubicado muy cerca de hermosas playas del Pacífico, Manzanillo es de fácil acceso y es un lugar popular para practicar surf. Sin embargo, su proximidad al océano creó aguas subterráneas saladas y una situación crítica del agua para los miembros de la comunidad.
Verónica es muy consciente de la importancia del agua como elemento dador de vida, sabiendo que es fundamental para la existencia de todos los organismos vivos en este planeta. Su familia entendió esta necesidad de agua todos los días cuando tenían sed, lavaban la ropa, cocinaban o limpiaban su humilde hogar. Sin embargo, el único pozo que ofrecía agua limpia era propiedad de un vecino que le cobraba a Verónica $C40, o $1,10, por día por el agua. A menudo no podía pagar el agua y tenía que caminar 2 horas al día para obtener agua limpia para su familia.
“Este problema no solo afectó a mi familia, sino a todos en la comunidad, especialmente a las mujeres y los niños. Como mujer, entiendo lo difícil que es. Es por eso que estoy tan involucrada en el proyecto”, comentó Verónica. Incluso el gobierno local reconoció el grave problema y trató de enviar una pipa de agua cada dos semanas para brindar ayuda. En la estación seca de 6 meses, los pozos se secaron y la pipa de agua no era suficiente. El gobierno animó a las personas de Manzanillo a solicitar ayuda para un proyecto de agua potable a la organización Amigos for Christ.
Cuando Verónica y la comunidad se enteraron de la oportunidad con Amigos, sus corazones se llenaron de esperanza. Querían asociarse con Amigos for Christ y comenzar a trabajar de inmediato, pero Amigos ya estaba completamente lleno para el año con otros planes comunitarios.
“¡Estábamos tan triste, tuvimos que esperar! Habíamos escuchado de otros nicaragüenses acerca de cómo su calidad de vida había mejorado gracias a los proyectos de Amigos for Christ. Aunque sabíamos que teníamos que esperar, oramos para poder ser una comunidad de Amigos en el futuro”.
Veronica

El plan de Dios siempre es perfecto

En menos de un año, Manzanillo recibió la noticia de que posiblemente podrían asociarse con Amigos for Christ mucho antes de lo esperado. Amigos ya estaba trabajando en una comunidad vecina llamada La Danta, pero los ingenieros tenían problemas para encontrar un pozo que no estuviera contaminado con agua salada. Amigos for Christ propuso la idea de un sistema unificado: un pozo de agua limpia que podría excavarse en Manzanillo y compartirse con La Danta

"Dios tiene el control y tiene un plan perfecto para cada uno de nosotros. Esto quedó claro para nuestras 2 comunidades. Nunca imaginamos que podríamos unirnos con Amigos, otra comunidad y otro equipo de liderazgo comunitario para convertirnos en una gran familia. ¡Pero lo hicimos, y qué bendición ha sido!"

Veronica

Una oportunidad nacida de una necesidad común

En mayo de 2021, las comunidades se unieron como una sola. Ya no eran La Danta y Manzanillo, sino La Danta-Manzanillo. Poco después siguió una gran celebración cuando los ingenieros de Amigos encontraron y excavaron un pozo limpio que pronto beneficiaría a todos.

¡Hoy, 61 familias en la Danta Manzanillo tienen agua limpia y baños modernos en sus casas!

“Este proyecto nos ha ayudado mucho. Es la herencia de mis hijos”, sonríe Verónica.
Hombres y mujeres de ambas comunidades se han ofrecido liderar a sus vecinos, participar en trabajos manuales y de construcción, y aprender técnicas para mantener el sistema. Han creado un futuro mejor para sus hijos y las generaciones venideras.
Hoy, Verónica y su familia, así como otras familias de La Danta-Manzanillo, están transformadas. Unidos como una comunidad con un objetivo, cavaron varios kilometros, trabajaron codo con codo como vecinos y, en el proceso, se convirtieron en una sola familia. Cristo se ha hecho visible en La Danta-Manzanillo, y ellos serán cambiados para siempre.

Agua potable en cada hogar

Agua para Chinandega

COMPARTE ESTA HISTORIA

Historias Relacionadas

Sabrina Bland

¡Buenas! ¡Adelante!

“¡Buenas! ¿Permiso?” “¡Buenas! ¡Adelante!” Estas son las 2 frases que siempre se pronuncian cuando visitamos una casa en la comunidad. “¡Buenas! ¿Permiso?”  Y entonces la

Read More »
Ivette Rivera

La Herencia de Mis Hijos

Con una sonrisa satisfecha, Verónica les dice a sus hijos: “De ahora en adelante, no sufrirán. Esto es todo para ustedes. Nuestro esfuerzo y dedicación

Read More »

La Herencia de Mis Hijos