BPW_0615
Annie Bland

Somos Bendecidos Para Bendecir

Escrito por: Annie Bland

Directora de Alianzas 

San Francisco de Sales dijo una vez: “No hay nada pequeño en el servicio de Dios”.

En medio de los disturbios civiles, las restricciones de viaje y el COVID-19, recuerdo que hace varios años me preguntaba qué haría Amigos sin los viajes misioneros consecutivos desde los Estados Unidos. Empecé a entrar en pánico internamente, pensando: “No podremos hacer nada”. Un día, el Equipo de Alianzas estaba sentado en una sala hablando de esto cuando alguien mencionó: “Podríamos invitar a las comunidades e iglesias nicaragüenses a trabajar con nosotros…”. Nos miramos con los ojos muy abiertos. ¿Por qué no habíamos pensado en esto antes?

En 2018, Amigos for Christ organizó su primer viaje misionero local en Nicaragua de una comunidad de Plan 7 que ya había encendido su nuevo sistema de agua limpia. Fue una experiencia increíble para todos los involucrados. Continuamos hospedando grupos de las comunidades de Plan 7 por un tiempo, pero seguimos pensando: “Podemos ampliar esto”.
En 2020, me senté con mis colegas Manuel Chávez y Leydin Nieto y comenzamos a hablar sobre invitar a las iglesias locales a trabajar con nosotros. Amigos ha recibido muchas iglesias de los Estados Unidos, entonces, ¿por qué no podríamos invitar a las iglesias nicaragüenses a acompañarnos también?
BPW_0394

Hay una cita del P. Richard Rohr que encarna a la perfección esta idea: “Hay una parte de ti que es el Amor mismo, y en eso debemos caer. Ya está allí. Una vez que muevas tu identidad a ese nivel de profunda satisfacción interna, te darás cuenta de que estás recurriendo a una Vida que es mucho más grande que la tuya y de una abundancia más profunda”.

 

Manuel y Leydin visitaron iglesia tras iglesia, invitándolos a unirse a nosotros para servir a nuestros vecinos. En los últimos años, muchas iglesias nuevas han venido a trabajar con nosotros, y la forma en que veo el servicio realmente ha comenzado a cambiar.

Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos. Marcos, 30-31

Nuestras vidas no se tratan de nosotros. Aunque a veces, si somos sinceros, pensamos que el mundo gira a nuestro alrededor. Pero realmente no es así. Creo que las cosas más grandes que podemos hacer en la vida son amar a Dios y amarnos unos a otros, tal como lo hizo Jesús. Un amor profundo y sacrificado. Ese amor sacrificado se está demostrando todos los días aquí en Nicaragua.
Ha sido realmente inspirador trabajar con grupos nicaragüenses, haciendo las mismas cosas que tradicionalmente hemos hecho con grupos norteamericanos. Cosas como escalar el Cerro Negro, hacer devocionales, excavar sanjas, visitar la ciudad de Chinandega. Este tipo de movimiento ha creado un sentido de unidad entre nosotros, entre los hijos de Dios. Es una unidad que trasciende la raza o la nacionalidad, y ha sido un privilegio verla.
¿Te imaginas si toda la humanidad trabajara para amar y servir a sus semejantes? Solía ​​pensar que esto era imposible, pero ahora ya no. Realmente es posible. Lo he visto de primera mano. No importa cuánto dinero tengas, de dónde seas, el color de tu piel o el idioma que hables. Todos podemos servirnos unos a otros en el amor, el amor que cada ser humano tiene dentro de sí porque todos estamos hechos a imagen de Aquel que es amor perfecto.
No puedo imaginar lo orgulloso que Dios está de vernos amarnos unos a otros profunda y desinteresadamente. Estoy muy orgulloso del Equipo de Alianzas, cada miembro: Manuel, Leydin, Jaime, Ruth, Carlos, Keven, Wilbert y Kenneth. Los grupos misioneros locales se han convertido en una forma de servir a Dios gracias a esas 8 personas que trabajan arduamente para mostrar el amor de Cristo.
Estoy agradecido por todos los grupos locales, comunidades e iglesias que se han asociado con nosotros. ¡Qué regalo!
Estoy agradecido por los grupos de los Estados Unidos que crearon el camino para que Amigos invitara a más personas a esta historia de transformación. Ellos dan el ejemplo de cómo servimos.

somos bendecidos para bendecir

Mi colega Jaime siempre dice, “Somos bendecidos para bendecir”. Esa es una verdad poderosa. Qué bendición es ser parte de un movimiento tan asombroso de amor y servicio.

ÚNETE A NOSOTROS

Hay muchas maneras de apoyar en nuestra misión

COMPARTE ESTA HISTORIA

Historias Relacionadas

Luis Esquivel

Construyendo el Carácter

Francisco Jesús Flores Barba, pelotero insignia y miembro fundador de la Academia Integral de Beisbol AFC. Francisco es una estrella del béisbol y fue uno

Read More »
Sabrina Bland

¡Buenas! ¡Adelante!

“¡Buenas! ¿Permiso?” “¡Buenas! ¡Adelante!” Estas son las 2 frases que siempre se pronuncian cuando visitamos una casa en la comunidad. “¡Buenas! ¿Permiso?”  Y entonces la

Read More »

Somos Bendecidos Para Bendecir